28 oct. 2011

Grabado para hacer en casa

Para hacer un grabado de zinc en casa se necesita:
Un recipiente grande, 1 litro de agua destilada, 50gr. de sal gorda, 50gr. de sulfato de cobre, barniz Charbonell, una punta seca, una plancha de zinc, una garrafa de 1 litro y un embudo.
Se coge la plancha de zinc y se protege por la parte de atrás con cinta americana. Luego se cubre la parte de delante con barniz, es conveniente dar el barniz con la plancha en caliente y con una paletina. Una vez que tenemos el barniz dado hacemos el dibujo con una punta seca.
Para hacer la disolución: Cogemos la garrafa de 1 litro y con el embudo vamos echando los 50gr. de sal gorda, los otros 50gr. de sulfato de cobre y el litro de agua destilada. Tapamos la garrafa y agitamos bien el contenido.
Una vez que lo tenemos hecho ponemos un poco de disolución en un recipiente y metemos nuestra plancha en la disolución. Ahora solo queda ver como muerde la disolución, para eso es necesario controlar bien el tiempo que lo tenemos dentro de la cubeta e ir haciendo pruebas de cómo muerde. Cuanto más rato lo tengamos más morderá, es cuestión de ir probando en un trozo de zinc y luego estamparlo, de ese modo al hacer el original solo tenemos que coger la tira de pruebas y ver el tiempo que queremos darle a nuestro grabado.
En mi caso, por ejemplo, deje que mordiera mucho rato, creo que estuvo media hora, y al estampar después me llevaba gran parte de la tinta con la tarlatana.
Aquí os dejo un ejemplo de cómo quedo y de cómo era mi plancha de zinc.

Aquí se puede ver que el acido mordió mucho y luego con la tarlatana me llevaba toda la tinta.



En esta otra estampación no limpie casi la plancha para que no se me llevara la tinta.







Fotos de la plancha de zinc donde se puede apreciar la mordida de esta disolución. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario