18 may. 2013

Y las ideas se evaporaron...

Hace un tiempo me mandaron hacer un grabado con la técnica del "azúcar". Me pillo en uno de esos días que las ideas no salen y las que salían no se podían llevar a cabo con dicha técnica  ya que el dibujo tenia que ser con un trazo grueso y de linea. Tras mucho pensar y ver como el resto ya habían comenzado me empece a enfadar y eso, por desgracia, no ayudo en lo mas mínimo a que se me ocurriese nada.
Ojeando los bocetos de mis compañeros me di cuenta de que todos dibujábamos siempre lo mismo, que todos teníamos nuestro tema personal. Dos dibujaban flores, otro chuletas y mi compañero de enfrente estaba dibujando un hombre de espaldas.
Sin saber muy bien que quería hacer les pedí que me dejaran sus bocetos y empece a mezclar sus dibujos. Realice varias composiciones hasta que tuve el dibujo definitivo. Fue entonces cuando lo enseñe y les pedí permiso para utilizar sus imágenes. A todos les gusto la idea de la combinación de objetos.

La técnica del "azúcar" es bastante simple y fácil de hacer. Se resina una plancha y cuando ya la tenemos quemada dibujamos sobre ella con un pincel con una pasta que se hace con tinta china y azúcar  Dejamos secar hasta que se endurece y entonces la metemos en una cubeta con agua ardiendo. El agua hace que las partes que tienen la pasta de azúcar salte. Metemos la plancha en ácido como si fuera un grabado normal, entintamos y estampamos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario